Tratar el dolor del suelo pélvico

Tratar el dolor del suelo pélvico
Escrito por Sinu Fisioterapia // 27 Ene, 2022

¿Sabrías Localizar Tu Suelo Pélvico?. Parece Una pregunta tonta, pero cuando sufres dolor en el suelo pélvico, lo sabes localizar rápidamente.

En este cajón desastre se suele meter cualquier dolor que provenga de esa zona. Pero hay que localizar cuál es su origen para poder poner el tratamiento correcto.

Tratar el dolor del suelo pélvico

Causas dolor suelo pélvico:

Las causas, a veces complejas, pueden tener diferentes orígenes como:

  • Dolor de origen muscular, por mucho tono (hipertonía) espasmos, puntos gatillos…
  • Dolor por una cicatriz, debido a una cirugía ginecológica, urológica, episiotomía o desgarro en un parto.
  • Dolor por cambios en la mucosa, como consecuencia de la menopausia, fisiológica o inducida por fármacos, o por enfermedades como el liquen.
  • Prolapsos.
  • Dolor por origen nervioso, como la neuralgia del nervio pudendo u otros que inervan esa zona.
  • La prostatitis o la cistitis.
  • Endometriosis.
  • Inflamación o afectación de las articulaciones que forman la pelvis (pubis, sacroiliacas, etc.)

Además de que el dolor puede ser de distintas formas:

  • Punzadas (constantes, intermitentes o puntuales) en la zona pelvis, abdominal o lumbar.

Puedes notar también:

  • Sequedad en la vagina y/o en tu vulva ( esto no la cavidad perineal.)
  • Molestias en las relaciones sexuales.
  • Molestias en el tracto urinario. dolor al orinar o defecar.
  • Sensación de escozor o quemazón.
  • Picor.

¿Qué hacer si tienes dolor?

Entonces, deberías acudir a un fisioterapeuta, para confirmar el diagnóstico y poder poner solución lo antes posible.
El tratamiento para el dolor se puede realizar con diferentes técnicas que el especialista en suelo pélvico te aplicará y detallará.

Si el origen del dolor es muscular:

Por tener mucho tono o puntos gatillo (como ejemplo) nuestro objetivo será localizar, relajar y normalizar el tono:

  • Masaje perineal que podemos enseñarte para que sigas tu tratamiento en casa y estiramientos (esto no manual y con distintas aparatologías). Te aconsejamos sobre el mejor producto lubricante para realizarlo, ¡consúltanos!.
  • También utilizamos Indiba. Es un gran analgésico y al aumentar la circulación en la zona y el drenaje, nos ayuda a conseguir mejores resultados en menos tiempo.
  • Distintos vibradores, de pequeño tamaño, que disminuyen el tono muscular, si los empleamos correctamente. Más detalle aquí…

Si es por una cicatriz, hay que tratarla:

Ya sea a nivel superficial, como una episiotomía, como más profunda, o como una histerectomía.

  • La radiofrecuencia Indiba, es un tratamiento no invasivo, que regenera el colágeno y la elastina. También reduce considerablemente el tiempo de recuperación. Siendo además, un tratamiento nada doloroso y muy agradable.
  • También podemos utilizar la vibración y distintos productos regenerantes con, por ejemplo, ácido hialurónico.

Para los cambios en la mucosa:

Atrofia, sequedad, picor, estrechamiento, liquen…

  • De nuevo la radiofrecuencia Indiba será la primera elección, combinada con el masaje perineal, la vibración adecuada y productos regenerantes.

dolor y suelo pelvico

Para los prolapsos:

Emplearemos el biofeedback, para aumentar el control perineal y valoración postural global. También para ejercicios con el objetivo de aumentar el tono muscular del suelo pélvico y el abdomen y el control del mismo, sobre todo al gestionar cargas.

También podemos valorar para colocar un pesario si fuera necesario.

Las neuralgias:

  • Se pueden tratar con radiofrecuencia, para bajar inflamación y con electroterapia para «calmar» y modular.
  • Se completa el tratamiento con movilizaciones de la raíz nerviosa afectada.

Prostatitis y cistitis (no infecciosas) y endometriosis:

También con radiofrecuencia, ya que bajamos inflamación en la zona, drenamos y podemos hacer terapia manual (estiramientos, deslizamientos) al mismo tiempo.

A nivel articular:

Hay que hacer una valoración, de todas las estructuras implicadas. También de los músculos de cadera, espalda y piernas que puedan estar generando un desequilibrio.

El peor enemigo del suelo pélvico, es la falta de información sobre él. Que no sufras ningún síntoma, no quiere decir que NO puedas prevenirlos a futuro.

Aprende a aumentar la percepción de esta zona corporal y el control a nivel muscular. ¡Consúltanos cómo hacerlo!.

Toma consciencia de tu suelo pélvico y aprende a cuidarlo…

También te puede interesar:

Día Internacional de la Salud de las Mujeres

Día Internacional de la Salud de las Mujeres

Día Internacional de la Salud de las Mujeres En Sinu nos dedicamos principalmente a cuidar la salud de mujeres, por lo que no podemos pasar por alto la fecha que hoy se señala en el calendario: 28 de mayo, Dia Internacional de la Salud de las Mujeres, en el que se...

leer más

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *